Mitos alrededor del niñ@ sobresaliente

niño sobresaliente

 

 

 

 

 

 

No todos usan lentes, están haciendo experimentos y están interesados en física cuántica. Cada niño es un mundo y alrededor de los niñ@s sobresalientes hay varios mitos que es importante aclarar y no continuar con ideas equivocadas. 

 

 

 

 

Los alumnos sobresalientes no necesitan ayuda especial pueden hacerlo solos
Silverman (2009) hace una analogía interesante para romper con este mito señalando que hasta los mejores atletas tienen un entrenador, por lo tanto, los niños sobresalientes tienen el potencial pero requieren apoyo para desarrollarse como todos los niños, para ayudarlos a desarrollar su potencial el papel de padres y profesores es muy importante. 

 

Todos los niños tienen aptitudes sobresalientes, solo es cuestión de desarrollarlas

En este mito hay que diferenciar del hecho de que todas las personas tenemos fortalezas y áreas en las que nos desempeñamos mejor pero no necesariamente de manera sobresaliente; yo puedo ser una pésima bailarina pero soy buena corriendo, sin embargo, en comparación con otros corredores no soy una corredora sobresaliente; simplemente no soy buena bailando y soy mejor corriendo.  Por lo tanto, hay que reconocer que todos tenemos aptitudes pero no todas son sobresalientes; finalmente si todos somos sobresalientes entonces nadie es sobresaliente.

Los programas para alumnos sobresalientes son elitistas
La equidad no hace referencia a dar a todos lo mismo sino dar a cada alumno una respuesta educativa acorde con sus necesidades y capacidades. La importancia de hacer programas gubernamentales para estos niños es evitar el elitismo, pues si no se apoyan estos programas para atender a esta población, los niños que provengan de familias que cuenten con mayores recursos económicos buscarán la atención en otros espacios y así aquellos niños con aptitudes sobresalientes y bajos recursos económicos se verán más afectados al no recibir atención.  Cuando se crean programas especiales para niños con discapacidad no son considerados elitistas; sino que se acepta que es una forma de atender a las necesidades específicas; de la misma manera debe ocurrir con los niños sobresalientes. Elitista es crear un programa donde se acepten solo niños sobresalientes por considerarlos superiores, este es un grave error. 

No es posible que un alumno sobresaliente tenga malas calificaciones

El bajo rendimiento es una discrepancia entre el desempeño del alumno y su capacidad. Algunos niños sobresalientes presentan bajo rendimiento pues se encuentran aburridos en clase trabajando el mínimo para cumplir. Por ejemplo, cuando en casa están leyendo libros por el interés que les genera la lectura y al llegar a la escuela leen solamente enunciados aislados pueden simplemente decidir dejar de hacerlo pues no les interesa, o deciden no hacer las actividades repetitivas sobre algo que ya conocen. Así, los profesores los ven como “flojos” que no quieren trabajar y reciben malas calificaciones. En algunos casos el bajo rendimiento se ve asociado a la búsqueda de la aceptación social y prefieren ocultar sus capacidades y no ser el “nerd” de la clase. Muchos niños sobresalientes son detectados cuando se les canaliza a orientación psicopedagógica ya sea por mala conducta o bajo rendimiento.

Los niños con algún tipo de discapacidad no son sobresalientes

Algunos niños sobresalientes tienen discapacidad o problemas de aprendizaje (por ejemplo, disgrafía o dislexia). Estos niños tienen una doble excepcionalidad y muchas veces no son detectados, pues los profesores están centrados en el problema o la discapacidad que no se dan cuenta del potencial sobresaliente del niño. En estos casos requieren apoyo como niños sobresalientes además del que necesitan por su otra condición.

Hay más niños que niñas sobresalientes
Este mito en la realidad puede parecer que no es mito; dado que en los programas que atienden a niños sobresalientes en ocasiones hay más varones que mujeres; en otras ocasiones el número de mujeres disminuye a lo largo de los años. Sin embargo, esto no se debe a un menor número de niñas sobresalientes sino que las mujeres tienden a ocultar sus aptitudes para agradar y ser aceptadas socialmente. Por esta razón es muy importante detectar a las niñas desde edades muy tempranas para que no sean ellas quienes frenen su propio desarrollo.
 
En México no hay de esos
De los peores mitos para nosotros como país es creer que aquí no hay alumnos sobresalientes. “Aquí” puede abarcar el aula, la escuela, el estado o incluso el país. Por estadística, la primera respuesta es que debe haber alumnos sobresalientes, ya que utilizando un criterio restrictivo un 2% de la población es sobresaliente y con un criterio más amplio un 10%, por lo tanto, en toda escuela, estado o país hay alumnos sobresalientes esperando ser detectados y atendidos. Otro problema que puede afectar la detección y hace creer que no existen es el uso equivocado de conceptos esperando detectar prodigios o buscar niños “genio”. En los niños se detecta el potencial, no la producción.

No es que sean sobresalientes están sobreestimulados

Este mito se puede romper al detectar niños sobresalientes en contextos de pobreza, donde a pesar del ambiente poco enriquecido ellos destacan entre sus compañeros. Por otra parte, si se detectan más niños en ambientes enriquecidos, con padres que se preocupan por estimular a sus hijos o profesores dedicados, no se debe creer que entonces el que sean sobresalientes es resultado de una sobre estimulación sino más bien que fueron detectados por el interés de los padres y/o profesores. Por otra parte por más estimulación que reciba un niño él no podrá asimilar más de la que su propia capacidad le permita. 


Los niños no se reconocen como sobresalientes a menos que alguien se los diga
La percepción de la realidad depende la inteligencia. Así, el niño sobresaliente percibe que es diferente de sus compañeros, a lo mejor no sabe explicarlo pero es consciente que se le facilitan actividades que a sus compañeros no, o que tiene intereses que no comparte con ellos, por lo tanto, a lo mejor no sabe decir que es sobresaliente pero si es consciente que es diferente. Si no se le apoya puede creer que estas diferencias son una desventaja y negarse a aceptar y desarrollar sus aptitudes sobresalientes con tal de encajar en el grupo.


Son solitarios
Definirlos como solitarios es una generalización errónea. Quien haya participado en un programa para alumnos sobresalientes puede ver como establecen relaciones sociales, les gusta trabajar en equipo, hablar con sus compañeros y conocer nuevas personas por lo que se rompe con la creencia generalizada de que son solitarios. Sin embargo, si se encuentran en un grupo donde no pueden establecer relaciones porque no comparten intereses, o en los trabajos en equipo ellos tienen que hacer todo, entonces pueden preferir hacerlo solos, pero es el ambiente que no promueve una adecuada interacción con los otros; mas que decir que los niños sobresalientes son solitarios porque así es su forma de ser.

 

Si tienes alguna duda o has escuchado algo sobre los niños sobresalientes; ponte en contacto para desmitificar los rumores alrededor de los niños sobresalientes.

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Manis (domingo, 19 noviembre 2017 14:21)

    Me Sirvió De Mucho , Enserio Muchas Gracias